Lunes - Viernes 9:00 a 19:00 administración-trafico@cisternasrobles.es(+34) 609 491 437

¿Necesitas un transporte? Llámanos !!

(+34) 609 491 437

LIMPIEZA DE SUPERFICIES

Limpieza de superficies

Según estudios de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, la Universidad de Princeton y la Universidad de California, Los Ángeles, el coronavirus puede sobrevivir varias horas en diferentes superficies, y hasta dos o tres días en materiales como plástico o acero inoxidable. 

La lejía y los productos de limpieza con efecto desinfectante (los que se utilizan habitualmente para la limpieza de cocinas y baños) son dos elementos básicos indispensables que cumplen la función de desinfectantes. La lejía se recomienda para todas aquellas zonas como sanitarios, grifos, lavabos, radiadores y superficies de contacto. La limpieza puede hacerse con el detergente habitual y la desinfección con solución de hipoclorito sódico (lejía) con una concentración al 0,1% (ver párrafo siguiente), o productos de limpieza con efecto desinfectante.

La solución de lejía al 1% se prepara de la siguiente forma: coja 20 mililitros de la lejía que tiene en el centro de trabajo (no importa la marca), échelos en una botella de litro y llene con el agua del grifo hasta completar. Cierre y dele la vuelta varias veces. Ya la tiene preparada al 1:50, en cantidad de 1 litro. Moje la bayeta en esta disolución para limpiar y desinfectar las superficies. Limpie a bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía.

En especial deben desinfectarse con mayor frecuencia los elementos que deben se tocados por diferentes personas: manillas de las puertas, botoneras, pantallas táctiles de uso no individual, expendedoras de vending, baños, herramientas o máquinas de uso colectivo…  Independientemente de ello, se reforzará la instrucción del lavado de manos tras tocar estas superficies de uso multitudinario. 

Se recomienda asimismo la ventilación de los espacios cerrados, con objeto de mantener una buena calidad del aire interior, garantizando que ese aire es seguro de respirar. El hacinamiento y la falta de aportación de aire fresco, son factores que favorecen la transmisión del virus.

Los centros en los que pueden ser visitados por múltiples personas (recepciones, comercios…)  en los que se deben adoptar medidas preventivas, a la entrada y a la salida del mismo. Se seguirán las pautas recogidas en este punto. Importante: desinfectar con frecuencia mediante la desinfección arriba descrita: 

  • Las puertas de entrada.
  • Los manillares.
  • Los ascensores y los botones de llamada, pantallas táctiles multiuso, etc.
  • Los guardamanos de las escaleras y cintas mecánicas.
  • Las zonas de autoservicio.

Tras realizar la limpieza, el personal encargado de la misma, deberá lavarse las manos siguiendo el procedimiento indicado en el presente protocolo.

La utilización de ozono como desinfectante no es recomendable, ya que el ozono desinfecta el ambiente, pero es un contaminante químico, irritante para las vías aéreas, y generaría otros problemas.  El contagio de este virus no es aéreo, no hay que desafectar el ambiente.  El contagio es por contacto con personas o superficies infectadas.  Una desinfección normal con los detergentes habituales con efectos desinfectantes, o la solución de agua con lejía de la que estamos hablando siempre es más que suficiente